La importancia de la prevención en la salud

      Comentarios desactivados en La importancia de la prevención en la salud

La mejor estrategia considerada por muchos para mantenerse con muy buena salud es el chequeo médico preventivo, esta actividad puede prevenir graves enfermedades como el cáncer, la hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras; algunas enfermedades se descubren de manera tardía porque las personas acuden al médico solo cuando se sienten enfermos. En el mundo actual estos chequeos surgen como una alternativa de vida, como una herramienta muy eficaz para mantener la calidad de vida.

El cheque medico preventivo basado en la historia familiar, permite establecer los factores de riesgo por medio de la historia de salud y enfermedad; además, constituye una unidad de información muy importante sobre la carga genética, los hábitos posibles (tabaco, alcohol) y regímenes de alimentación que influyen en la susceptibilidad individual hacia la enfermedad. Cabe destacar que cuando la genética familiar se agrega como información al programa de prevención de la salud, le permite a la familia que conozca y pueda manejar mejor toda la información acerca de su patrimonio genético y de esta manera tome las medidas necesarias y/o adecuadas para la prevención patológica; del mismo modo, permite identificar los grupos de alto riesgo para que se puedan aplicar las estrategias de intervención, y en este sentido la familia pasa a ser un grupo efectivo de promoción de salud.

Este proceso consiste en que el medico elabora una historia clínica con antecedentes personales y familiares, hábitos de vida y un examen físico completo; se genera la orden para exámenes de laboratorio especiales según la edad y de los propios antecedentes familiares. Al analizar e identificar todos los factores de riesgo, de determina la remisión a otras especialidades (de ser necesario) y del mismo modo las recomendaciones para el autocuidado.

Uno de los propósitos fundamentales del chequeo médico preventivo es el de crear una cultura de salud, evitando así enfermedades mediante el examen médico constante, por los menos una vez al año; al realizarse dichos chequeos de esa manera, permite determinar la necesidad de realizar una prevención primaria, determinar los factores de riesgo, detectar a tiempo las enfermedades y promover el autocuidado, adquiriendo habilidades y conocimientos para poder hacerle frente a las enfermedades.